La Bandurria. Qué es, Origen, Tipos, Partes, Características Y Más

215

La bandurria es un instrumento cuerdófono cuyas cuerdas se tocan con la mano o con pajuela; es similar a la mandolina, principalmente usado en la música folclórica española, pero también se le puede ver en los países de influencia española.

La Bandurria

Rancio linaje de la Bandurria

Se dice que la bandurria es el instrumento con más rancio linaje entre los instrumento. El piano posee algo más de doscientos años, el violín no arriba a los quinientos. Si admitimos que la guitarra proviene de la Citara griega, podríamos decir que tiene más de dos mil años; pero la Bandurria, le supera en tal vez mil años.

Su origen antiguo viene garantizado por su nombre: Pan-turis, que era el término con el cual los antiguos sumerios llamaban a los instrumentos de cuerda 400 años antes de cristo; y el más antiguo que se conoce, exhibe esta raíz, en la acepción latina de Pandura, de la cual procede, según muchos, la Bandurria Española.

La pandura madre de la bandurria

El origen de la Bandurria podría devenir, aunque no se ha demostrado del todo, de la Pandura, instrumento usado por los antiguos romanos en los países de Europa mediterránea, llegando a ganar una inmensa popularidad.

El instrumento reproducido en la escultura de la Niña Lulatia podría ser el dato que soporte esta hipótesis. Algunos piensan que el contacto con las civilizaciones árabes, permitió la fusión de la Pandura con el Qupuz Árabe, llevándola a convertirse en la futura Bandurria.

La bandurria en la antigüedad
Escultura romana de la Niña Lutatia. Ofrece pistas sobre el origen antiguo de la Bandurria

Hipótesis conservadora del origen de la bandurria

Muchos investigadores concuerdan en que la bandurria, también llamada mandurria, proviene de un instrumento similar llamado mandora, anterior al siglo XVIII, con cinco dobles juegos de cuerdas, afinadas en cuartas.

La Bandurria en el medioevo

De forma ovalada, de fondo convexo, y clavijero con forma de hoz, con una cabeza curvada en su extremo. Estas bandurrias originales del periodo medieval poseían tres cuerdas. La cubierta era de piel, por lo tanto carecía de puente, y en su lugar se usaba el cordal.

La bandurria en el medioevo
Grabado de una academia musical de la España medieval.

La Bandurria en el renacimiento

Fray Juan Bermudo, en el Siglo XVI, ya hablaba de los cambios en la afinación que experimentó la Bandurria; de re-sol-re a re-la-re. Aun poseían cuerdas únicas o solas. En esta época aparece la primera bandurria de cuatro cuerdas, y se abandona el uso del plectro.

La Bandurria en el barroco

Es un instrumento más pequeño, agudo y muy popular, provisto de cuatro o cinco dobles cuerdas, que se tocaba con plectro. Tenía forma de pera y fondo plano, aunque siguió compartiendo escena con las de fondo curvo. Su afinación era #do-#fa-si-mi-la.

La Bandurria de hoy

El siglo XIX es importante para posicionamiento de la bandurria. Sigue exhibiendo la estructura piriforme, no obstante, el fondo tiende a ser, definitivamente, plano. La bandurria española moderna posee doce cuerdas, agrupadas en seis pares. Su afinación quedo en la-mi-si-#fa-#do-sol. Asimismo, se introdujeron las cuerdas de  metal, que produjo variaciones importantes tanto en el timbre como en la estructura de la bandurria.

Tipos de Bandurrias

En la actualidad los tipos diferentes de bandurrias dependen del país donde provenga. Así, tenemos tres tipos fundamentales de bandurrias.

La bandurria española

Fue Juan Ruiz el primero en mencionar el término “mandurria” en el siglo XIV, en su obra “Libro de buen amor”. Más tarde, en el año 1555, Juan Bermudo, dio la descripción de la bandurria en su “Comiença el libro llamado declaraciõ de instrumentos” como un instrumento de tres cuerdas. Este autor también mencionó otros tipos de bandurrias con cuatro o incluso cinco cuerdas.

A inicios de 1870, se registró el cortejo fúnebre de un niño que fue acompañado con música de bandurria en Jijona, Provincia de Alicante. Se sabe que el zapateo, un tipo de danza introducida por los españoles en las Islas Canarias por los cultivadores de Tabaco, es acompañado por bandurrias desde antes de 1900.

Bandurria española
Bandurria española. Nótese el corto cuello.

La bandurria en Filipina

La bandurria en Filipinas posee 14 cuerdas, y es empleada en muchas canciones folclóricas de este país. Posee 16 trastes y un mástil más corto que la bandurria de 12 cuerdas. Este instrumento, probablemente se introdujo en Filipinas durante el periodo de dominación española, desde 1521 a 1898. La bandurria filipina se usa en orquestas de instrumentos de pulso llamadas Rondallas. Se afina a una octava más baja que su par española, o sea, de bajas a agudas, F#, B, E, A, D, G.

Bandurria filipina
Rondalla de las Filipinas. Las bandurrias filipinas poseen poseen 14 cuerdas y un mástil un poco más largo que las españolas.

La Bandurria Sudamericana

También llamada bandurria andina o bandola andina. Existen muchas variantes de la bandurria en Sudamérica, especialmente en Bolivia y el Perú. Posee cuatro juegos de cuerdas, en lugar de los seis juegos de las bandurrias españolas. Los cuatro juegos de cuerdas pueden estar dobles, triples o cuádruples, y se afinan como una guitarra, en lugar de la afinación en cuarta, empleada en la española.

Posee un cuello más largo que la española y la filipina. Otra diferencia esencial es que la bandurria andina se toca con los dedos. Los ejecutantes suelen dejar crecer sus uñas de la mano de derecha para lograr un hermoso y cálido sonido tanto rítmico como melódico. En Lima, Perú, los dúos de bandurria se volvieron muy comunes a partir del siglo XX. Hoy día, la bandurria es empleada para tocar el popular vals peruano o vals criollo.

Bandurria de los andes
Bandurria del cuzco. La bandurria de esta imagen posee 16 cuerdas, agrupadas en 4 grupos. Nótese también el cuello más largo que el de las bandurrias española y filipina.

Partes de la Bandurria y su función

La bandurria es semejante a cualquier otro instrumento de cuerda, con algunas diferencias típicas de su singularidad.

Partes de la bandurria

Caja de Resonancia

Cuerpo de madera en forma de pera (piriforme), de fondo plano, en algunas ocasiones, curvo. Aumenta el sonido originado por la vibración de las cuerdas. Las mejores cajas suelen ser hechas de madera de ciprés o de abeto.

Boca

Orificio hecho sobre la caja que permite la salida del sonido.

Mástil

El mástil o cuello tiene la función de regular el timbre que pueden ofrecer las cuerdas. Esto viene dado por su longitud. Asimismo, tiene la función de ser una superficie de sostén para los dedos, que al pisar las cuerdas producen diferentes notas y tonos. Los mejores mástiles suelen ser hechos de madera de palo santo.

Clavijero

Es una superficie donde se insertan las clavijas y la cejuela.

Clavijas

Cada clavija recibe y sujeta uno de los extremos de cada cuerda, no sólo para sostenerlas sino para afinarlas, haciendo girar la clavija para tensarla o aflojarla.

Cejuela

Es una laminilla saliente, fijada entre el clavijero y el puente, que cumple funciones de guía para cada cuerda, ya que contiene ranuras sobre la que descansa cada cuerda.

Trastes

Son laminillas salientes insertas de manera transversal sobre el mástil que sirven de guía al músico para saber dónde posar sus dedos y pisar la cuerda para obtener diferentes notas o tonos.

Puente

En la bandurria, el puente tiene la función de servir de guía para las cuerdas. Puede ser fijo o móvil.

Cordal

Parte donde se sujetan las cuerdas que tienen en un extremo una bola de metal que es sujeta por los orificios del cordal. Suelen ser de metal.

Cuerdas

Son los elementos vibrantes que permiten al instrumento emitir un sonido con un timbre típico. Son de diferente grosor para ofrecer diferentes tonos. Suelen ser de metal.

Cómo se toca la Bandurria

A continuación te ofrecemos algunos tips que pueden guiarte si te vas a iniciar en la ejecución de la bandurria.

Docilidad del instrumento

Si eres nuevo con la bandurria debes tener un buen instrumento que tiene que ser suave de tocar, porque si es muy duro, te obligará a tocar más con más dificultad. Si vas a tocar con pajuela, igualmente, ésta debe ser pequeñita y suave.

Afina tu bandurria

Nunca toques con una bandurria desafinada, para que tu oído se vaya educando. Hoy en día hay gran variedad de afinadores de fácil manejo que puedes usar antes de tocar para verificar la afinación. Incluso aplicaciones en los teléfonos que pueden ayudarte a afinar.

Cómo se sujeta

Se sostiene el cuello con la mano izquierda. Misma que se desliza sobre el cuello y pisa las cuerdas sobre los trastos para producir las notas y acordes. Debes pisar las cuerdas totalmente perpendiculares, es decir, no pisarlas oblicuamente, ya que se apagan las notas.

La mano derecha

Las cuerdas se tocan a pulso, con pajuela o con las uñas de los dedos de la mano derecha. Cuando se toca con los dedos se puede emplear las técnicas de desplume y rasgueo. Los mejores ejecutantes andinos, se dejan crecer las uñas de la mano derecha para tocar.

La mano izquierda

Respecto a la mano izquierda, se recomienda utilizar los cuatro dedos (meñique, anular, índice y medio). Hay ejecutantes que utilizan dos o tres dedos, y nunca tocan con el meñique, pero si ejercitas este dedo, puedes lograr una mayor extensión que te permitirá hallar notas más altas con facilidad. Debes evitar tener las uñas largas para que no te molesten al tocar el mástil y así puedas poner cada dedo en un traste.

Trinos

Las cuerdas dobles (o triples en algunos casos) tienen la función de generar armónicos y trinos. Los trinos son pulsos que se hacen sobre los conjuntos de cuerdas rápida y repetidamente.

El plectro

Si vas a tocar con pajuela o plectro, es importante que ésta sea bastante blanda para que no se enganchen las cuerdas, hasta que tu muñeca derecha vaya tomando un poquito de soltura y un poquito de fuerza.

Ejercita la digitación

Haz ejercicios de digitación de manera continua, pues las cuerdas son bastante duras, para que vayas acostumbrando.  Al principio, te dolerán las yemas de los dedos de la mano izquierda, por la tensión de las cuerdas; pero al cabo de pocos días, surgirán endurecimientos que te permitirán extinguir el dolor, y al mismo tiempo, tocar perfectamente las notas que deseas.

Cómo se afina una bandurria

Existen en el mercado una gran variedad de afinadores, fáciles de usar, que se colocan en el clavijero de tu instrumento, y que te ayudará a afinar tu bandurria. Sólo debes ser paciente y tener buen pulso para buscar las notas, sobre todo los sostenidos. Debes tener presente que las cuerdas de la bandurria van por pares que se afinan exactamente en la misma nota.

Una vez más te recordamos que la afinación es la siguiente:

  • Primera cuerda: La
  • Segunda cuerda: Mi
  • Tercera cuerda: Si
  • Cuarta cuerda: Fa#
  • Quinta cuerda: Do#
  • Sexta cuerda: Sol.

Recuerda que si tomas la bandurria, de manera horizontal, con tu mano izquierda y pulsas las cuerdas con la mano derecha, la cuerda más inferior es la cuerda número 1 y la ubicada en la parte más superior es la cuerda número 6. Recuerda también que, como todo instrumento de madera y cuerda, la bandurria puede desafinarse con los cambios de temperatura y con el traslado.

Recomendaciones para comprar una bandurria

Lo primero que debes hacer es saber qué tipo de bandurria deseas comprar: española, andina o filipina. En función de esto debes documentarte sobre los mejores lutier de cada país para conocer quienes hacen las mejores bandurrias.

Las mejores bandurrias suelen ser de madera cedro o ciprés en el cuerpo, y  de palo santo en el diapasón y el puente. Estas maderas ofrecen las mejores sonoridades. Pregunta al vendedor para que te oriente, o busca una guía en la red.

Cuánto cuesta una bandurria

Una bandurria de un buen artesano, puede costar entre 200 y 1000 USD. Dependiendo de la calidad del instrumento, el cual se basará en la madera seleccionada, el acabado final y el esmero en su fabricación.

Video: Bandurria de los andes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here