Metalófono. Qué Es, Origen, Características Y Partes

27

Un metalófono es un instrumento de percusión que consiste en una serie de barras metálicas afinadas que se tocan para producir sonido, generalmente con un mazo. Se diferencia del xilófono, debido a que este tiene barras de madera golpeadas. Algunos ejemplos son el saron y el glockenspiel occidental, el vibráfono.

Origen del Metalófono

China tenía tales instrumentos en el siglo VII. Los metalófonos habían llegado al norte de Europa desde Asia hacia la segunda mitad del siglo XVII. Allí se utilizaron originalmente como instrumentos de práctica, pero fueron aceptados como instrumentos de interpretación en el siglo XVIII. En el siglo XX, los métodos de educación musical de Carl Orff añadieron los metalófonos a muchas aulas en todo el mundo.

Origen del Metalófono
Origen del Metalófono

Partes

El metalófono tiene tres partes principales, las cuales son las barras o láminas, los resonadores y el marco.

Partes del Metalófono
Partes del Metalófono
  • Las barras o láminas están construidas de metal; siendo esta es la parte del instrumento que necesita ser golpeada con un mazo o baqueta para qué el sonido pueda producirse.
  • Los resonadores; estos son los tubos que se localizan debajo de cada una de las barras o láminas de metal; estos tienen la función de amplificar la vibración de aquellas, trayendo como resultado un sonido largo que se escucha cuando alguien toca el instrumento.
  • El armazón; este contiene las patas y la base en la cual se encuentran las barras o láminas y los resonadores, antes mencionados. Es decir, el armazón es el resto del instrumento.

Características

  • La amplitud del sonido es superior que la del xilófono, esto debido a que las láminas de metal del metalófono vibran más que las que están hechas de madera.
  • En las escuelas, el metalófono es un instrumento utilizado frecuentemente.
  • Hay tres tipos diferentes: soprano, contralto y bajo.
  • Está construido con barras o láminas de metal ligero.
  • Para que pueda emitir un sonido las barras del instrumento deben ser golpeadas con un mazo o baquetas.
  • Tiene un característico sonido profundo, suave y duradero.

Cómo tocar un metalófono

Cómo tocar un metalófono
Cómo tocar un metalófono

Primero debes entender que hay diferentes notas presentes en este instrumento. También debes saber lo que es una escala de Do mayor. Esta secuencia de notas implica el tocar las notas hacia arriba o hacia abajo en el metalófono hasta que la nota se alcanza de nuevo. En orden, las notas en Do mayor serían: C, D, E, F, G, A, B, C. Para completar la secuencia de la escala de Do mayor, debes tocar las notas al revés, Do, Si, Si, Si, Mi, Mi, Re, Do, Do. Las otras notas se usan para otras escalas, pero nos enfocaremos en la escala de Do mayor.

Paso 1: Lograr una postura relajada

Antes de levantar el mazo, debes considerar cómo ponerte de pie cuando te acerques al instrumento. Para obtener los mejores y más consistentes sonidos, necesitas asegurarte de que estás relajado y de pie en una posición equilibrada.

Las piernas deben estar separadas a lo ancho de los hombros, lo que asegura que los hombros no se doblen o que el pecho esté demasiado abierto. Debes colocar los brazos especialmente relajados y colgados de forma natural a los costados. La parte difícil es asegurarte de que mantengas esta postura durante toda la escala de Do mayor.

Paso 2: Sujetar el mazo o baqueta

Hay una técnica específica que necesitas usar para asegurarte de que cada nota sea consistente. Esto también asegura que tu mano se vea estéticamente agradable y se sienta natural cuando tocas. La primera y más importante parte de sostener el mazo es el fulcro, el punto de apoyo consiste en “pellizcar” el dedo índice y el pulgar en el mazo.

Asegúrate de que no estás apretando el mazo, siempre manteniendo las manos y las muñecas relajadas. Una vez que te hayas asegurado de ello, enrolla los dedos alrededor del mazo, asegurándote de que no agarrarlo con fuerza. Por último, voltea la mano para que la parte superior de esta quede paralela al techo.

Sujetar el mazo o baqueta
Sujetar el mazo o baqueta

Paso 3: Mueve el mazo del metalófono

A partir de la posición de sujeción correcta lograda en el tercer paso, estás listo para aprender cómo se mueve el mazo. Inclinando solo desde la muñeca, y sujetando el punto de apoyo, debes levantar el mazo que va adelante con la bola al final del mazo.

Una vez que lo levantes debes dejar que la gravedad lo devuelva hacia abajo hasta que golpee al metalófono. Después de que tu mazo golpee el metalófono, asegúrate de volver a poner tu mano en posición vertical, y así prepararte para tu próximo golpe.

Mueve el mazo del metalófono
Mueve el mazo del metalófono

Paso 4: Decidir el pegado

Cuando tocas una escala en Do mayor, tienes que tener en cuenta qué mano vas a usar en cada nota de la escala. Dado que hay 8 notas en esta escala, y se están moviendo hacia arriba del metalófono al principio (de izquierda a derecha), tendría sentido que comenzaras esta escala con la mano izquierda.

Luego, alternando las manos (izquierda, derecha, izquierda, etc…) puedes navegar fácilmente hacia arriba por el metalófono. Al descender el metalófono, (de derecha a izquierda) se hace exactamente lo contrario, comenzando con la mano derecha, por lo que es fácil bajar por el instrumento.

Paso 5: Aplicar habilidades

Por último, debes usar todas estas habilidades para jugar la escala perfecta de Do mayor. Para ti, puede parecer una tarea fácil, pero si no prestas atención a cada paso, podría llevarte a un mal sonido en el metalófono.

Recuerda mantener tu postura, mantener tu fulcro, girar desde la muñeca, todo el tiempo pensando en qué mano necesitarás usar para tocar la siguiente nota. Una vez que puedas enfocarte en todas estas cosas mientras tocas las notas correctas en el metalófono, habrás ejecutado correctamente la escala de Do mayor.

Diferencias entre el xilófono y el metalófono

Estos dos instrumentos son, lo que se conoce hoy día, como instrumentos de percusión. Entonces, estos son instrumentos musicales que para que puedan emitir un sonido deben ser percutidos o golpeados. Esta es una similitud que ambos instrumentos comparten, tanto entre ellos como con otros instrumentos musicales, por ejemplo, con las baterías o las claves. Asimismo, ambos pueden ser tocados con el mismo mazo o baqueta.

Diferencias entre el xilófono y el metalófono
Diferencias entre el xilófono y el metalófono

El Xilófono está compuesto por un conjunto de barras de madera de diversos tamaños. La afinación de cada una de estas barras está en un tono específico de la escala musical.  El sonido producido por el xilófono es más corto y seco, esto debido a que la madera produce mucho menos vibración que las barras de metal. Por su parte, el Metalófono está conformado por barras de metal. Estás barras son afinadas según la escala cromática. El sonido producido por este, es más, brillante, largo, sonoro y vibrante.

Conclusión

Un metalófono es un instrumento de percusión que consiste en una serie de barras metálicas afinadas que se tocan para producir sonido, generalmente con un mazo. Tiene un característico sonido profundo, suave y duradero, el cual se produce cuando las barras de metal son golpeadas. Las tres partes básicas de un metalófono son las barras, los resonadores y el marco.

Se diferencia del xilófono, debido a que este tiene barras de madera golpeadas, lo que hace que el sonido emitido por este sea más corto y seco, mientras que el metalófono produce un sonido más metálico y alargado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here